la vida es simple y clara..

sábado, marzo 29

más de una vez me he puesto a pensar en la cantidad de personas que no creen en algo superior, en esas enormes masas de gente desesperanzada, sin fe.. sin embargo yo siempre preferí creer en algo, cualquier cosa, pero creer.
quizá mi mayor pecado (más que el idealismo) sea la emoción.. siempre me sentí tan libre, que seguramente sea eso lo que me perjudica: la emoción que me hace creer que todo es nuevo sólo porque lo acabo de conocer, la emoción que me hace, en ocasiones, perder la perspectiva de las cosas, la que muchas veces me hace ingenua y descreída de la trampa.. el hecho de tener siempre una visión esperanzadora y hasta cierto punto optimista de las cosas, muchas veces no hizo más que ligarme a una fantasía imposible de sobrellevar, y no siempre me ayuda a ser una buena intelectual, no siempre me ayuda a poner los pies sobre la tierra.
nota al pie: definitivamente, yo debería portar aunque sea un gramo más de seriedad, de pesimismo, de poca fe, y finalmente deshacerme de este idealismo, de esta esperanza que se consume por la oscura y apestosa realidad, como a tal cantidad de personas, como a esas enormes masas de gente.

No hay comentarios:

¡llevo valor, llevo juventud!