la vida es simple y clara..

jueves, marzo 31

bueno, me anoté nomás.
claro que estoy contenta, es sólo que me asusta un poco el hecho de volver a estar así de ocupada..

viernes, marzo 25

bárbaro. el lunes tengo que anotarme para sacar la matricula y no encuentro el analítico del secundario.

sábado, marzo 19

esperando que algo pase.

martes, marzo 15

hoy no pienso ocuparme de ningún problema, a menos que amenace con matarme.

lunes, marzo 14

solamente muero los domingos y los lunes ya me siento bien..

domingo, marzo 13

tengo unas ganas inmensas de pasarme todo un día viendo películas de amor tristísimas y llorar descontroladamente, como si la historia de la trama pudiera repetirse en mi vida.

viernes, marzo 11

"hiji, soy mamá, bueno, quería saber cómo estabas y contarte que hay un tráfico bárbaro por la ruta. yo estoy bien, muerta de calor. supongo que llegaremos en unas horas, pero con como maneja juan nunca se sabe jaja. vos te sentis mejor? te estás alimentando? le dejaste comidita a more? no te olvides de abrirle el videt para que tome agüita. bueno, supongo que estarás trabajando, no te molesto mucho. espero que hayas dejado todo ordenadito en casa. llamame. o mandame un mensaje, mejor, tengo poca señal. bueno, llamo a la oficina, dejá. un besito. mamá"

pd. me aclara que es ella al principio y al final del mensaje, como si después de 20 años no le conociera la voz.

jueves, marzo 10

inseguridad.
debería hacer algo al respecto.

miércoles, marzo 9

615 entradas publicadas.
si, me gusta escribir.

martes, marzo 8

mujeres

felíz día

viernes, marzo 4

a decir verdad ya me olvidé lo que es tener una "cita".. y aunque seguramente debo haber tenido unas cuantas, llevo un largo tiempo con "d" y, lógicamente, ya hemos pasado esos primeros episodios.
digamos que hoy estamos transitando la felíz etapa de la ropa interior en la canilla de la ducha, el dentrífico destapado, y comiditas caseras.

jueves, marzo 3

como siempre, yo también recuerdo todo y me cuesta despegarme de las personas.

miércoles, marzo 2

secretos del caralibro

hoy descubrí que no hay nada que me moleste más que el facebook y sus benditas etiquetas. primero te publicaban de computadora en computadora con nombre y apellido en las fotos más espantosas que te hayas sacado, esas en las que jamás hubieses querido aparecer; y a medida que se fue volviendo un asunto realmente multitudinario terminaste apareciendo en comentarios de muro, notas, estados, información personal y viva la pepa.
en realidad si, existe algo que me produce más odio y es que por culpa de esta simpática red social uno se convierte en un agente 007 o james bond casero. ¿por qué tengo que conocer vida y obra de los amigos, de los conocidos y de la familia de tus "amigos"?.
me nerba, me estresa y me enfurece incontrolablemente enterarme lo que dice fulano y lo que piensa mengano. ¡no tengo ganas de saber de tu vida querido/a!
la peor parte llega cuando eliminas gente. podés llegar a encontrarte con mensajes cuasi amenazantes al estilo "¿por qué me eliminaste? nos conocimos en salita amarilla, te regalé un vaso térmico el verano del '95 y los dos pusimos "me gusta" en un video de youtube que subió zultanito la semana pasada"
el caralibro se covirtió en un verdadero horror, de esos que merecen ser friamente criticados pero, inevitablemente, se siguen consumiendo.

martes, marzo 1

estereo"tipo"

siempre pensé que un tipo valía la pena sólo si desaparecía abruptamente y volvía antes de que te suicidaras, si te cagaba de arriba de un arbol y terminaba arrastrado pidiendo disculpas o dejaba de verte por años y de pronto te buscaba desesperadamente. una boludez.
un tipo te tiene que hacer sentir cómoda en la rutina, darte estabilidad y equilibrio emocional, una mirada cómplice, un mimo compañero. una constancia para acumular buenos momentos.
hace dos años que estoy con un tipo que realmente vale la pena. un milagro.

detalle

soy ese tipo de mujer insoportable que analiza cada palabra que se dice buscando significados ocultos, fallidos y mentiras..
un defectito, una pavada.

¡llevo valor, llevo juventud!