la vida es simple y clara..

sábado, septiembre 6

si me pongo a reflexionar, no me sale nada, y si intento aferrarme a la espontaneidad, me vuelvo intrínsecamente falsa.. para ser completamente sincera, creo que esto pasa por una cuestión de predisposición que no tengo.
no puedo, simplemente porque no es lo que deseo. y si tengo que aferrarme a un ideal, de seguro no será nuevamente al conformismo.
de vez en cuando uno necesita un cambio, algo que lo desestabilice, que rompa con esa rutina asquerosamente vacía que solía sobrellevar para no pensar en lo inalcanzable.. y el cambio, mayormente, aparece cuando uno no lo espera, o cuando cree no necesitarlo. y llega entonces para llenar el espacio que no ocupan ciertas sensaciones, y lógicamente para desestabilizar, entonces uno se pregunta porqué a raíz del crecimiento de esas sensaciones comienza a perder libertad.
indudablemente te aprisionan, te encierran en uno de los estados más deplorables de la humanidad. pero para no darle demasiada importancia, no voy a llamarlo amor, sino encantamiento.. y cuando el encantamiento se apoderó de tu tiempo y concentración te despojas de lo básico, de lo indispensable, de lo común y corriente, de lo que siempre lo acompañó, para sumergirse en una horrible ilusión.
y si, claramente, porque estoy meada por un elefante, en todas mis experiencias mis tiempos de encantamiento no suelen concordar con los ajenos.
por lo que entiendo que, a lo largo de mis últimas ilusiones, experimenté sola; lo cual me hace sentirme aún mucho más auto-suficiente, pero no me enorgullece.

No hay comentarios:

¡llevo valor, llevo juventud!