la vida es simple y clara..

sábado, marzo 21

hace algunos días estoy trabajando en una tesis sobre la mal llamada "realidad" (podré o no estar loca, pero al fin y al cabo todos los estamos, aunque vaya en contra de la "realidad" aceptarlo). y es que hay TANTA GENTE que por intentar evadir esta "realidad" que sienten enloquece, se inventa una vida paralela donde no haya nada ni nadie que pueda molestarlos. de esta manera uno ve cómo hay personas, de todo sexo y edad, que caminan por la calle como si fuesen entes extraños, o transitaran por lugares raros, viviendo experiencias distintas a las que jamás podría vivir el resto; y así, logran escabullirse de la "realidad" que ese resto ha estipulado (cosa con la que tampoco estoy de acuerdo, porque, siendo realista, no hay nadie sobre la faz de este mundo que sea dueño del bien y la verdad). es entonces, cuando estos seres que quieren parecer extraños son invadidos por lo que yo llamo el mal del caracúlico, lo cual causa daños inmejorables.
y paso a explicarme, para no "descajetar" la mal llamada realidad de nadie: quien posee cara de culo es porque ha perdido la fuerza de vivir. fijate, sino, que la gente que posee este mal ya no tiene ganas de nada, y en poco tiempo se ha inmerso tanto en su mundo que pareciera que jamás va a volver al disfrute de lo que uno sí sabe gozar. porque estas personas han puesto toda su energía en concentrar esa cara de ojete para convertir a su mundo, y todo lo que los rodee, en una GRAN CARA DE CULO, hasta que llegue el momento en que ya no tengan que esforzarse para mantener esa postura, quedando entonces como personas insulsas, vacías.
aunque comprendo que no es fácil discernir quién posee el mal del caracúlico, porque siguen moviendose en la atmósfera de nuestra mal llamada realidad (ellos siguen con sus rutinas, los horarios estipulados, el viaje ida y vuelta al trabajo, los programas de radio, las quejas para con el gobierno y la sociedad en sí), debemos aprender a notarlo en algo particular: todo les sucede de manera automática, sin ningun interés en demostrar preocupación, porque en su mundo distante, para ellos, todo está correcto.
el gran problema del caracúlico es que pierde la capacidad del deseo, de entrar en cólera, de asustarse, de sentirse interesado.. y después de un tiempo conviviendo con este mal, ya no queda en él ningún tipo de sensación. el caracúlico pareciese desganado de la vida y de la muerte. Y ése es su mayor problema.
en fin, sigo trabajando sobre ella.

No hay comentarios:

¡llevo valor, llevo juventud!