la vida es simple y clara..

jueves, marzo 20

estemos juntos otra vez

Me mata. Pero si no me mata me regala una vision particular, siempre qe no me esconda en mi disfraz. Y si interno a esa mujer en un lupanar? Pero por qué? Si tiene el cuerpo hecho a medida del romance. Porque quizas mi cercania sea su hoguera? La única manera de descubrirlo es si al acurrucarnos todo estalla al rededor, pero si se me nota no levanto la mirada... y si la encuentro a solas vuelvo a creer en dios... Que no me mate su ausencia, ni haberla querido tanto. Su nombre no es importante, lo importante es olvidar, y así, hacer un trato que podamos sostener. Y si fui carne de la intriga casquivana? Eh, ya me conoces, no soy de sacrificar. Es cuestión de atreverse a viajar con ella a lo poco claro y derramar la impresion de ser la accion que encarne la ternura. Que no juegue asi conmigo, que soy simple. Ella, la perspectiva de mi esperanza, faraona, atractiva y majestad, me retiro embriagado a su eden. Quiero huir con ella, que me lleve lejos. Tengo pensado no decirle nada, mirarla, una sonrisa y esconderme hasta que venga levantando polvo como los desfachatados. Y si va a decir macanas, que no diga nada, que no se tiente a decir pavadas. Mi cuerpo quiere mas, su alma quiere mas, mi cuerpo pide mas, su alma pide mas. Esos ojos de muñeca no sirven para describir el mundo que hay detras: un mundo que come a otro mundo.. un cuento basado en lo inmundo. Sabe lo que dicen de mi y sabe lo que dicen del amor, ojo que ando mal aconsejado como puñado de hombres pasados de ponche.
Ay Dios, no puedo creer. Casi nada en ella es natural, todo artificio engaña. Oh si, y qué? Defendiendome de su egoismo que si vuelvo a morir y vuelvo a renacer yo la elijo para las siete vidas aunque no haya lugar para que mi alma descanse, ni siquiera religión. A mis amores olvido, nada prometo ni pido, solitario mundo sigo. Pero sus minutos de insegura son las autopistas del placer. Quiere gustar y ser gustada, sentirse deseada, bailar y bailar, y me encanta su música que suena de arpas. Como yegua se ríe de los dos, pero desestimo ese baile. Sé lo que nadie quiere, y voy a empezar a contar que hoy quizas la sutileza me guardó un rescate, me vine sabio y muy cordial. Pero a sus pies su ciervo soy. A su lado retrocede el tiempo, cualquier día es el mejor momento, mi amor florece en su jardín. Como me sobra reparto no me guardo el secreto y le convido con palabras las mil maravillas. Dicen que todo escrito está. También lo estará nuestro encuentro, si quiere un empujón, la invito a mi camarín. Y ofreciendo todo le diré que no temo al destino porque estoy apurado.

No hay comentarios:

¡llevo valor, llevo juventud!